desatascos en zaragoza

Desatascos en Zaragoza

Todos conocemos los síntomas: un drenaje que se toma más tiempo en dejar pasar el agua, un excusado que baja con suma lentitud, un olor extraño que sale de un sumidero hasta que un día te encuentras con un verdadero atasco. Las cañerías atascadas son un problema increíblemente cotidiano. En cualquier punto tendrás que enfrentarte con una drenaje atascado, una tubería que no funciona, un cuarto de baño que no funciona como debería. Esto puede ser algo tan simple que puedes solucionarlo por tus propios medio o ser parte de un problema mayor que requieras contratar una empresa de desatascos en Zaragoza.

¿Qué hacer en caso de un atasco?

Lo primero es determinar la gravedad del problema, ver si es posible solucionarse fácilmente. ¿Qué causó la situación? ¿Puedes ver el objeto o lo que sea que está congestionando el drenaje? Quizá puedas eliminar el atasco con ayuda de un destapador de caños de goma; quizá puedas sacar con un alambre el cabello u otros objetos trancando el drenaje (esto es especialmente útil en los drenajes de la ducha) o utilizar una mezcla de bicarbonato de soda y agua caliente para ver si se disuelve lo que sea que causa el problema.

Otra opción que puedes intentar en casa es utilizar una manguera con agua caliente para intentar disolver o desplazar el tapón con la presión del agua. Hay quienes mezclan sal, bicarbonato de sodio y agua hirviendo para crear un destapador de cañerías casero, que puede funcionar en atascos leves.

Hay ciertas soluciones comerciales para destapar cañerías de venta libre, pero no todas son libres de riesgo. Por ejemplo, no se recomienda el uso excesivo de destapadores de cañerías químicos, pues éstos pueden dañar los materiales que se utilizan para hacer algunas tuberías, causando la erosión de éstas y haciéndolas más propensas a rupturas; además son bastante peligrosos. Asimismo, hay que tener cuidado con los alambres y otros métodos para sacar tapones y cuerpos extraños de los drenajes, pues pueden empeorar el problema, empujando aún más profundamente el objeto que está atorado.

¿Cuando debo llamar a los profesionales?

Si a pesar de haber tratado algunos de estos métodos caseros para destapar cañerías no se soluciona el problema o si el problema es mucho más complicado que un drenaje que no baja, entonces se hace imprescindible llamar a una empresa de desatascos en Zaragoza. Este tipo de situaciones no deben postergarse por mucho tiempo, pues una tubería congestionada puede terminar en una tubería que estalle, filtraciones que arruinan tus paredes (o peor aún, las del vecino) y baños inservibles.

Si el problema involucra una tubería de aguas negras o pozos sépticos es imprescindible llamar de inmediato a una empresa de desatascos en Zaragoza. El tipo de desechos que salen de aquí son increíblemente tóxicos, difíciles de manejar y representan un riesgo para la salud pública. Lo mismo debe hacerse si el atasco es en una alcantarilla de uso público, pues esto podría causar inundaciones durante la temporada de lluvias. En estos casos no debe esperarse ni buscar soluciones caseras, sino que hay que dejarlo en manos de profesionales.